Casas Rurales con Encanto

24 horas en Florencia sin perderse nada!





Con el artículo de hoy os quiero volver a hablar de un tema sobre el que ya he escrito alguna vez en el blog pero que a tantos os interesa y os puede resultar muy útil. Sobra decir que Florencia es la joya del Renacimiento italiano y una de las ciudades del arte más importantes del mundo. Debido a todo lo que tiene que ofrecer, nos encontraremos con la dificultad de abarcar todo el gran patrimonio artístico y cultural que ofrece esta ciudad.






Muchas veces y aunque nos gustaría quedarnos más tiempo, nos encontramos en la situación de disponer solo de un día para visitar la ciudad, por lo que es muy importante planificar la visita y elegir bien los lugares y monumentos que se deben conocer. Si te encuentras en esta situación, y viajas desde alguno de los pueblos cercanos, te recomiendo que dejes el coche y te dirijas a la ciudad en autobús de línea o en tren bien temprano por la mañana, para poder aprovechar todo el día.
Aparcar el coche en el centro histórico de Florencia es complicado. Tanto la estación de tren como la de autobús se encuentran en el centro de Florencia y serán un buen punto de partida para explorar Florencia.




Nuestra primera parada será en la Iglesia de Santa Maria Novella, que se encuentra a tan sólo diez minutos a pie de la estación. Se trata de una de las iglesias más importantes de la ciudad y destaca por su fachada, recubierta de mármol blanco y verde. Desde aquí caminaremos cinco minutos para llegar a la Piazza del Duomo, sin duda uno de los principales atractivos de la ciudad de Florencia. Al llegar encontraremos tres edificios claramente diferenciados: la catedral del Duomo, en la que destaca la gran cúpula de Brunelleschi a la que se puede subir y disfrutar de unas maravillosas vistas de la ciudad (no apta para para claustrofóbicos por su estrecha subida), la Torre del Campanile y el Baptisterio de San Juan, en el que destaca la "Puerta del Paraíso", hecha en bronce dorado. Debido al poco tiempo del que disponemos, no merece la pena invertir mucho tiempo en visitar la catedral por dentro, ya que por lo que destaca es por su belleza exterior.






Después de visitar la catedral es hora de dedicar un poco de tiempo a los museos. Florencia es la capital de arte, y como tal, tiene una gran cantidad de museos. Entre ellos, destaca la  Galleria degli Uffizi y la Galleria dell'Accamademia Al tener poco tiempo, lo mejor es que nos decidamos por uno de ellos, ya que sería imposible visitar los dos. La primera posee obras de los más famosos artistas como Giotto, Leonardo da Vinci o Botticelli mientras que la Galleria dell'Accademia destaca por albergar el David de Miguel Ángel. Vayáis al museo que vayáis, os recomiendo comprar las entradas online anticipadamente y así evitar las colas que se suelen formar, sobre todo en los meses de verano.





Tras hacer una pausa para comer (os recomiendo comer algo rápido para no perder mucho tiempo) continuaremos con nuestro recorrido cruzando el Ponte Vecchio  para llegar hasta el Palazzo Pitti, que durante cuatro siglos fue el palacio real del Gran Ducado de Toscana. Detrás de este palacio destaca el Jardín de Boboli, que es el parque más famoso de la ciudad. Durante casi cuatro siglos fue el jardín de la residencia de los grandes Duques de la Toscana, y por un corto período de los reyes de Italia. Es necesario comprar entrada si se quieren visitar.





Ya iniciando el camino de vuelta a la estación volveremos por el Ponte Vecchio. Se trata del puente más antiguo de Europa y alberga las mejores y más caras joyerías de la ciudad. Seguiremos caminando para llegar hasta la Piazza della Signoria. Es la plaza más famosa y ambientada de Florencia y una galería de arte al aire libre, con numerosas copias de los escultores más famosos de Italia. Detrás encontraremos la Iglesia della Santa Croce, conocida por tener los sepulcros monumentales de personajes históricos de la época como Miguel Ángel o Galileo Galilei.






Nuestra última parada será en el Mercato Nuovo, conocido por "Il Porcellino", una fuente de bronce de un jabalí que se encuentra en la parte sur. Se dice que quien toca el morro del jabalí vuelve a Florencia así que ya sabéis, si queréis volver a visitar esta preciosa ciudad con más calma, no os olvidéis de tocarlo! Como en cualquier mercadillo, podréis comprar tanto artículos de regalo, como camisetas, bolsos y otros productos.






Después de esta última parada, tardaremos 15 minutos en llegar a la estación y poner rumbo a descansar, ya que seguro un día de visita tan intenso os habrá dejado agotados.


A continuación os dejo un mapa del recorrido propuesto que os será muy útil.





Otros artículos en este blog sobre Florencia:


Descubre Florencia con la Firenze Card

Florencia, entrada en los museos

De compras por Florencia


Si considerais esta información interesante por favor darle a botón G+ al final de la pagina!

Entradas populares