Casas Rurales con Encanto

La via Francigena; descubre el camino de Santiago Toscano!

Queridos Amig@s,

Hoy os voy a presentar una actividad de la que no había hablado nunca y que es el plan perfecto para todo aquel que quiere disfrutar en primera persona del paisaje, cultura y tradiciones locales de la Toscana.

Se trata de la VIA FRANCIGENA, una ruta a través del campo, ideal para los amantes de la naturaleza y el senderismo. Sería algo así como el camino de Santiago Toscano!

A continuación os presento información detallada sobre esta fantástica ruta para que tengáis una idea más concreta sobre sus inicios, recorrido, etc.

ORÍGENES:

la Via Francigena nace de la mano del Arzobispo de Canterbury, que fue el primero en realizarla. El motivo de su viaje, como en otros casos tales como el famoso camino de Santiago en España, era religioso y el destino de su peregrinación era ni más ni menos que llegar a Roma.

No obstante, los orígenes de este recorrido se remontan a la época de los Longobardos que crearon una ruta de acceso al antiguo puerto de Luni y Tuscia, a una distancia segura de la rutas controladas por los bizantinos , sus enemigos implacables.

Con el tiempo, este camino se convirtió en una ruta con importantes intercambios comerciales y la base de la riqueza de ciudades como Siena y Lucca.

ASPECTOS DESTACADOS DE LA RUTA


La Via Francigena pasa por algunas de las principales ciudades y pueblos de la Toscana y a través de ella se puede visitar destacados monumentos como la Catedral de Lucca o el hospital de Santa Maria della Scala en Siena entre muchos otros.

Esta ruta ofrece la oportunidad de revivir el pasado siguiendo los pasos de antiguos mercaderes, atravesando las hermosas colinas Toscanas y cruzando algunos de sus pueblos más bellos y ciudades donde se encuentran  maravillosos tesoros artísticos.

A través de este camino, el viajero entra en contacto con la naturaleza, cultura de la zona y sus tradiciones locales. La gastronomía y vinos son un claro ejemplo de ello.

DE PASEO Y SIN  PRISAS

Recorriendo los valles de la Toscana, entre Altopascio y Fucecchio, se cruza el río Arno y se llega a la antigua ciudad de San Miniato. Luego, a través de la Val d'Elsa, se descubren las famosas colinas ondeantes, muchas veces repletas de viñedos olivos y tierras cultivadas, y se recorren hasta llegar a la ciudad medieval de San Gimignano. Después de cruzar Siena, a lo largo de los caminos blancos de la Val d'Arbia el viaje cruza la ciudad de Buonconvento de Val d'Orcia y el pueblo medieval fortificado de San Quirico.

La Vía Francigena no es solo una ruta, es una experiencia que tanto para gente religiosa como laica, se convierte en un viaje espiritual y enriquecedor.

Espero que esta información os parezca interesante y os animéis a hacer ni que sea un tramo de la VIA FRANCIGENA durante vuestra estancia en la Toscana. Como siempre también os animo a clicar el botón G+ que encontraréis al final de este artículo y espero vuestros comentarios!

Saludos,

Giorgio. 
















Entradas populares