Casas Rurales con Encanto

Rincones ocultos de Siena

Queridos Amigos,


Hoy quiero hablaros de algunos lugares que desde mi punto de vista tienen una magia especial y que no deberían faltar en una visita en Siena que se prolongue más de un día. En un artículo anterior había hablado de los lugares principales y de lo que debería verse en una visita a Siena de un dia, hoy, en cambio, quiero completar la información con los lugares bellos de la ciudad que se escapan en una visita rápida.


El primer lugar mágico es la vista de la ciudad desde Piazza San Domenico.

Depende del punto de acceso a la ciudad que elijáis podríais perderos unas de las más bellas

postales de la ciudad. De hecho desde esta plaza se goza de un panorama único de la Catedral de Siena que es sin duda una de las obras más impresionantes de la ciudad y del patrimonio artístico y arquitectónico mundial.








El segundo Lugar Mágico de la ciudad es Porta Romana.

Esta puerta de acceso a la ciudad es probablemente la más bonita y mejor conservada. La puerta

tiene este nombre porqué se encuentra al sur de la ciudad en dirección a la capital (Roma).

Esta puerta es especialmente interesante de visitar porque conserva las dos puertas que debían abrirse para acceder a la ciudad. Durante la Edad Media por seguridad, el acceso a la ciudad estaba protegido por una puerta principal que se abría hacia un patio cerrado donde podían verse de más cerca a los visitantes y una segunda puerta de acceso a la ciudad.

Junto a esta puerta se encuentra un edificio muy bonito que una vez fue un centro para enfermos mentales, mientras que hoy en día es parte integrante de la universidad de Siena.

El camino para llegar desde el centro de la ciudad a la puerta os llevará por calles muy bonitas fuera de las habituales rutas turísticas.


El Tercer lugar mágico de Siena es la Basilica dell Osservanza.


Para llegar a la Basílica es necesario ir en coche o coger el Autobús. La Basílica se encuentra

en las afueras de la Ciudad y es un antiguo convento de Franciscanos. La Iglesia en si no tiene nada especial que visitar, pero si el claustro está abierto descubriréis un lugar que infunde una bella sensación de paz y serenidad. El lugar es particularmente bonito por el entorno en que se encuentra y por las fantásticas vistas que ofrece de la ciudad de Siena.





Como siempre, esperando que esta información os sea de utilidad, os mando un cordial saludo

G.

Entradas populares