Casas Rurales con Encanto

Piancastagnaio y el Amiata y una comida en Saxa Cuntaria


El pasado Sábado con ocasión de una visita a mi amigo Marco decidí ir a conocer unas de las zonas de la Toscana que aun no habia visitado, se trata de Piancastagnaio.

Piancastagnaio se encuentra a unos 800 metros de altitud y domina la Valdorcia, la Rocca de Radicofani y la antigua Via Francigena que unía Roma con Francia. Piancastagnaio como todos los pueblos surgidos cerca de la Francigena es un pueblo con un interesante patrimonio histórico, cultural y artístico. El pueblo está amurallado y conserva sus edificios medievales, sus palacios nobles y sus callejuelas que serpentean entre pequeñas plazas y miradores desde donde se goza del panorama de tres regiones: Umbria, Lazio y Abruzzo.

El pueblo también es famoso en Italia por sus minas de mercurio y por una estatua a la entrada de la muralla que recuerda los años en los que todo el pueblo vivia de la mineria.

Para los amantes del esqui las pistas se encuentran a unos pocos km ya que la estación del Monte Amiata (la montaña mas alta de la Toscana) se encuentra a unos pocos minutos de coche.

Marco, originario de este pueblo decidió que para combatir el frio de esta temporada era necesario comer bien y decidió llevarme al mejor restaurante del pueblo.

El restaurante se llama Saxa Cuntaria y es seguramente uno de los restaurantes donde mejor he comido de toda la Toscana. El restaurante es pequeño, pocas mesas y muy íntimo. El propietario es un personaje singular que atiende personalmente a todos los clientes.

Como era la primera vez que iba a este restaurante me he dejado guiar por Marco y hemos comido lo mismo, que por supuesto os recomiendo:

Primer Plato: zuppa di farro alle castagne
Segundo Plato: tagliata con Lardo di Colonatta.

Ambos platos son esquisitos pero sobretodo os recomiendo el segundo que es un filete de carne chianina cocida en la grasa del cerdo y acompañado por unas excelentes judías negras.

El restaurante tiene una de las mejores bodegas de vinos que he probado en Toscana, ofreciéndo tambien muchos vinos nobles de otras regiones de Italia. Con Marco, para variar un poco, nos bebimos un excelente vino siciliano.

El precio es un poco elevado, unos 45 euros por persona, pero la comida y los vinos ciertamente lo valen.

Asi que queridos amigos, como todo lo que se recomienda en este Blog, este lugar es también uno de los santuarios de la buena comida Toscana y por lo tanto si visitais la Valdorcia y el Monte Amiata no os lo perdáis

Por cierto como siempre os adjunto unas fotos, tambien una de Marco a quien dedico este articulo

Un cordial saludo a todos

Giovanni

Entradas populares