Casas Rurales con Encanto

Receta de la Ribollita para Antón

Hola amigos,

hoy vamos a dedicar esta receta a nuestro amigo Antón, fiel seguidor del blog y una de esas personas que nos animan constantemente para seguir mejorando en la busqueda de las mejores informaciones Toscanas para todos vosotros.

Como ya os expliqué en uno de los artículos precedentes para los afortunados que puedan estar en Siena en estos momentos no habría que perderse la ocasión de degustar una excelente "Ribollita"....Para los que no estamos por allí nos tendremos que conformar con nuestra propia versión del plato que se prepara como vereis a continuación:

Tiempo de cocción apróximado:150 min

Ingredientes para 4 personas:

2 cebollas rojas
5 tomates maduros o pelados
1 tallo de apio
4-5 hojas de albahaca
2 zanahorias
2 calabacines
200 gr. de judías verdes
1 puerro
3 patatas
4 o 5 hojas de cavolo nero (col negra)
1/4 de una col
½ kg. de habichuelas
un vaso de aceite extra virgen de oliva
sal y pimienta
pan toscano duro (tipo pan de payés)

Preparación

Preparar las verduras, cortándolas en trozos de tamaño medio, hervir las habichuelas y pasarlas por el colador con su agua de cocción, dejar algunas enteras. Después freír en una sartén la cebolla con aceite. Cuando la cebolla esté lista podemos añadir también los tomates. Después de algunos minutos de cocción a fuego medio, añadir el puré de las habichuelas y también las que hemos dejado enteras; mezclar y añadir todas las otras verduras. Salpimentar a nuestro gusto, y añadir tomillo.

Dejar cocer al menos 2 horas, después de haber añadido 6 cucharones de agua. La sopa se sirve sobre un fondo con al menos 2 rodajas de pan tostado previamente frotado con un poco de ajo.

El nombre ribollita significa bollita di nuevo, es decir hervida de nuevo. Principalmente conocida como una sopa pobre y sin grasa, era uno de los platos más difundidos de la cocina campesina toscana.

Era costumbre prepararla en cantidad más que abundante los viernes, el día después se recalentaba y se comía de nuevo, hasta el domingo.

La base esta constituida de la simple sopa toscana sin grasa, una sopa campesina hecha con las verduras más comunes.

Una vez preparada la sopa, con las rodajas de pan como hemos dicho anteriormente, para
obtener una ribollita es suficiente con recalentarla en el horno, cubierta de una capa de finas tiras de cebolla. Naturalmente la cazuela utilizada es la tradicional de cerámica. Una vez cocida la cebolla de la superficie se puede servir caliente con aceite.

Es un verdadero lujo disfrutar de una buena Ribollita cocinada por las manos expertas Toscanas. Si estais en la región en invierno no dejeis de probarla, es un verdadero regalo para los sentidos. Antón confio en que seguirás al pié de la letra la receta y compartirás con nosotros el resultado.

Muchas gracias a todos los que sentis la misma pasión por la Toscana que nosotros y hasta la próxima,

Saluti e buon appetito!

Yolanda

Popular Posts