Casas Rurales con Encanto

Follonica y playas Toscanas

Follonica es una pequeña ciudad de mar situada en la provincia de Grosseto y ubicada en el centro del del golfo del mismo nombre frente a la Isla de Elba. Frondosas pinedas seculares rodean esta bonita ciudad del literal Toscano, en cuyo golfo podemos encontrar espléndidas playas de arena blanca y calas recónditas con agua cristalina y espesa vegetación.

Repasando la historia de la bella localidad costera descubrimos que como centro habitado se trata de un lugar relativamente joven, ya que la fecha de fundación se remonta al año 1834 coincidiendo con la construcción de las Reales Fundiciones Imperiales por decisión de Leopoldo II de Toscana.

En cualquier caso la primera mención a la que entonces se denominaba “Fullona” aparece en el 1038 en un documento de donación de terrenos a la Abadía de Sestinga, entonces propietaria de la gran parte del territorio de la Alta Maremma. La historia de Follonica está especialmente vinculada a la del Castello di Valli, cuyos restos todavía pueden verse en el Norte de la ciudad a una altura desde la que se domina el panorama del bello golfo Toscano, y cuya primera mención histórica aparece en el año 884. Sin lugar a dudas se trataba del único centro habitado hasta que en el mencionado año 1834 empieza el crecimiento del pueblo alrededor de las recién creadas fundiciones. A partir de aquel momento Follonica siguió progresando a la par que su peso económico y cultural, debido a la importancia siempre mayor de las fundiciones, que se ha mantenido hasta nuestros días.

Al margen de sus playas y frondosa naturaleza en Follonica no hay que perderse los siguientes lugares de interés:
La Iglesia de San Leopoldo – situada en el mismo centro de Follonica en la llamada Piazza della Chiesa. La iglesia de estilo neoclásico y planta de cruz latina fue proyectada por los arquitectos Alessandro Manetti y Carlo Reishammer y realizada entre 1836 y 1838, y fue consagrada en el año 1838 con la presencia del Granduca Leopoldo II de Toscana. Fue la primera iglesia italiana en contar con elementos elaborados en hierro forjado, como podemos ver en el pronao, el rosetón de la fachada o en el ábside. Asimismo también se utilizó el hiero forjado en la cima del campanario (construido con travertino della vecina Valpiana) y en algunos elementos decorativos del interior, todos ellos fabricados en las Reales Fundiciones de Follonica, ubicadas justo delante de la propia iglesia en 1836.

El Castello di Valli – esta construcción se levanta a finales del siglo IX al objeto de servir de residencia de verano a los obispos de Lucca, para posteriormente pasar a ser de propiedad de la Abadía de Sestinga.
En el transcurso del siglo XII el castillo pasó a manos de los Aldobranderschi, que en la segunda mitad del siglo XIII lo cedieron a los pisanos.
El castillo pasó a formar parte del Principado de Piombino durante el siglo XIV y así continuo hasta 1815 cuando la totalidad del territorio se anexionó al Granducado de Toscana. En nuestros días podemos ver las imponentes ruinas de la torre del Castillo, y entorno a ellas una serie de edificios en piedra perfectamente conservados y reconstruidos en estilo neomedieval sobre los restos de la construcción original.
La Pievaccia – se encuentra en la localidad del mismo nombre en Follonica. Son las ruinas de un imponente complejo eclesiástico fortificado, tal como lo atestiguan los restos medievales de la Torre que se alza solitaria en la cima de la colina del Poggio Chiecco.
La Capella della Fattoria Bicocchi – una capilla enclavada en un edificio de claro origen medieval, ricamente decorada con mármoles polícromos. La fattoria tiene dos torres y varios edificios que nos devuelven al claro eclecticismo de la arquitectura rural y civil de la época.



Que disfruteis de la ciudad y sus preciosas playas!!!

Entradas populares