Casas Rurales con Encanto

Pisa. La Piazza dei Miracoli. El Cementerio Monumental



La bellísima estructura rectangular, completamente blanca, del Cementerio Monumental de Pisa está emplazada en la parte norte de la Piazza dei Miracoli. Da la sensación de encontrarse frente a un sobrecogedor teatro abierto, armónicamente trazado junto al Duomo di Santa Maria y al Baptisterio.
Su construcción comienza en el año 1277, de acuerdo con el diseño del arquitecto pisano Giovanni di Simone, quien dirigiría las obras hasta 1284.
Los muros externos del Cementerio Monumental están compuestos por una sucesión de 43 arcos ciegos más 2 puertas de entrada. La parte superior de la puerta principal de ingreso está rematada por un esplendido templete gótico del siglo XIV, atribuido a un discípulo o seguidor del celebérrimo escultor Andrea Pisano, que contiene un maravilloso grupo escultórico que representa a la Virgen con el Niño y cuatro santos.
De acuerdo con la tradición, la flota naval de Pisa trajo del Monte Golgota, al término de su intervención en la Cuarta Cruzada, la tierra que habría de recubrir el suelo del Cementerio, cuya construccion, con la que se completaria el área monumental integrada en la Piazza dei Miracoli, ya se proyectaba por entonces. Asimismo, se construyo un magnifico claustro totalmente rodeado de soportales, para cuya ornamentación interna se contrataron a varios de los pintores más insignes del siglo XIV en Italia, quienes afrescaron la totalidad de sus altísimas paredes.
El primero de ellos fue Buonamico di Cristofano -también conocido como Buonamico di Martino- quien realizaría los frescos situados en el ala sur y a quien Giovanni Boccaccio citaría con el apodo de "Buffalmacco" en uno de los cuentos que componen el "Decameron".
Después, concurrieron los insignes Taddeo Gaddi, Andrea di Bonaiuto, Spinello Aretino, Francesco di Volterra (o quizás Pietro Puccio d'Orvieto) y, por el ultimo, el genial Benozzo Gozzoli, quienes irían paulatinamente afrescando las demás paredes que configuran el claustro.
Dentro del impresionante claustro, junto a las paredes decoradas por frescos soberbios de diversa temática religiosa y alegórica de la muerte, se situaron una gran cantidad de esculturas y de sarcófagos originales romanos. Estos últimos se habían "reciclado" en la Edad Media para sepultar a ilustres personalidades de Pisa y, hasta que se construyó el Cementerio Monumental, estaban situados a lo largo de la fachada de la Catedral (Duomo di Santa Maria).
Todas esas espectaculares obras de arte que decoraban el interior del Cementerio Monumental de Pisa- considerado como uno de los más singulares y sobresalientes de Europa occidental- permanecieron intactas, para deleite e ilustración de la humanidad, durante siglos, pese a la gran cantidad de guerras, asedios y demás desgracias que azotaron a Pisa, a partir de la pérdida del poder político y comercial ostentado hasta el 6 de agosto de 1284, cuando fue derrotada por la República de Génova en la trágica Batalla de Meloria, en la que perdió el grueso de su potente flota y correspondiente marinería, lo que sumió definitivamente a la República de Pisa en un segundo plano respecto a las otras naciones vecinas que conformaban el entonces territorio de Toscana.
Sin embargo, en menos de 24 horas, entre la noche del 27 de Julio de 1944 y la jornada siguiente, los bombardeos norteamericanos primero y, después, los enfrentamientos entre las tropas norteamericanas y las del Ejercito de Ocupación Alemán en Italia, destacadas en la ciudad, dañaron gravemente, e incluso irreversiblemente, una parte importante de las obras de arte - muchas de ellas maestras- albergadas en el soberbio Cementerio, minuciosamente construido y ornamentado entre los siglos XIII y XIV.
Por suerte, algunos frescos se han salvado, entre ellos los pintados por el genial artista florentino "Buffalmacco" (1273 c.-1351), de los que al inicio de la página os presento sendas imàgenes del "Juicio Final" y del "Triunfo de la Muerte", respectivamente.
De los realizados por los restantes insignes pintores nombrados más arriba, se han conseguido salvar algunos fragmentos, tras laboriosos procesos de restauración.
Actualmente, tanto los fragmentos que se han recuperado como los borradores originales, a partir de los cuales los diversos artistas ejecutaron dichas obras de arte, se conservan en el vecino "Museo delle Sinopie", en el que, además, se exhiben otras obras sinópicas y, también, se ilustra con detalle sobre el complicado proceso de composición de ese arte pictórico.
Se trata de un museo exclusivo, de enorme interés, que os recomendaría que visitarais con detenimiento, tras haber recorrido el impresionante interior del Cementerio Monumental.
Ambas visitas os proporcionarán tanto una visión clara de la magnificencia de esas pinturas como del alcance del desastre que supuso la Segunda Guerra Mundial para los ciudadanos de Pisa y para el incomparable arte pictórico que se había creado y cuidado con el máximo esmero en esa emblemática ciudad de Toscana durante largos siglos.

Otros Articulos sobre Pisa en este Blog son:

Pisa y la Iglesia de Santo Stefano
Pisa la Repubblica Marinera


Sylvia


Entradas populares