Casas Rurales con Encanto

"Cor Magis Tibi Siena Pandit"




Bueno, ya estoy aquí otra vez, pero en esta ocasión desde Siena, una de las ciudades más bellas, refinadas y ármonicas no solo de Italia, sino de las que, hasta ahora, he visitado en Europa. Como sabéis, la ciudad de Siena ostenta el galardón de "Patrimonio de la Humanidad", concedido por la UNESCO, al estar considerada a nivel mundial un ejemplo de unidad estilística medieval, en perfecto estado de conservación, además de poseer un extraordinario patrimonio artístico de incuestionable valor cultural.
No tengo claro en que proporción estaréis los lectores que ya conozcaís Siena y los que, sin embargo, estéis impacientes por tener esa oportunidad. Hoy en día, fácilmente realizable dado el buen número de aviones que llegan a los cercanos aeropuertos de Pisa y Florencia, por no hablar de Roma, que si bien está más lejos, tiene una enorme frecuencia de vuelos desde cualquier parte del mundo.

Por lo anterior, tras recordaros brevemente que la histórica Siena conserva su división urbana en "Terzieri" (tercios de ciudad, equivalente a distritos) nos vamos a detener en uno de ellos que, si bien no es el estrictamente central, por decirlo de alguna manera, ya que la ciudad es relativamente pequeña, es uno por el que siento una debilidad especial. Y no solo por su hermosura y elevado interés histórico y artístico, sino porque en su puerta de entrada reza el lema que titula mi página de hoy "Cor Magis Tibi Siena Pandit", que en castellano vendría a decir: "Siena te abre el corazón en mayor medida que esta puerta". Y, siendo la antiquísima puerta inmensa, decidme si acaso alguno de vosotros ha entrado jamás en alguna ciudad con semejante mensaje de bienvenida, cuya escritura se remonta a finales del siglo XVI, para agradecer, de alguna manera, a Ferdinando I de Medici -uno de los más ponderados e indulgentes Grandes Duques de Toscana pertenecientes a la dinastía Medici- los privilegios que había concedido al territorio sienés, tras su pérdida de autonomía al haber caído, tiempo atrás, en manos de Florencia.

Los que ya conozcáis Siena, habréis adivinado rápidamente que me estoy refiriendo al "Terzo di Camollia". Su puerta de entrada, "Porta Camollia", de la que ese Terziere toma su nombre, está situada en dirección a Florencia y es la que porta el entrañable y generoso lema.

El nombre de la histórica puerta, procede de una leyenda preciosa. El mito se sitúa en el siglo VIII a.C. y cuenta cómo Rómulo, uno de los fundadores de la antigua Roma, envió a Siena a un prócer suyo, llamado Camulio, para que recuperara a sus sobrinos, Asquio y Senio. Camulio y sus tropas acamparon en este "Terziere" y desde entonces el mismo se llama Camollia, una derivación clarísima del nombre del prócer romano.

En este "Terziere" están situados lugares históricos y museos tan interesantes como: La Casa Santuario de Santa Caterina de Siena. La Basílica de Santa María en Provenzano, virgen a la que se le ofrecen tradicionalmente las famosísimas carreras anuales de "El Palio" (16 de Julio y 2 de Agosto). Las espléndidas iglesias de San Francesco y San Domenico, así como la impresionante "Fortezza", fortaleza que data de 1560, construída sobre las ruinas de otra española que quedó destruída en 1552, en el curso de una de las innumerables batallas sostenidas por Siena para intentar conservar su independencia frente a Florencia. Hoy en día, el interior de la "Fortezza" alberga la "Enoteca Italiana", que es la única institución de Italia cuya finalidad es la de exponer los mejores vinos italianos y ofrecerlos a quienes deseen degustarlos.

Tampoco nos olvidemos de la "Lizza", cuyo origen se remonta al siglo XVI y se trataba de una zona que se había adecuado para llevar a cabo torneos y prácticas ecuestres. A partir de la segunda mitad del siglo XVIII, ese gran espacio natural se convirtió en jardines y zona de paseo público, y en 1872, pasó a ser un parque bellísimo, ampliado con gusto exquisito.

En el"Terziere di Camollia" está situada también la calle más importante y elegante para hacer "shopping" en Siena, Via Camollia, y dos de las plazas más emblemáticas y espectaculares de la ciudad: Piazza Salimbeni y Piazza Tolomei.

Por cierto, tengo entendido que desde ayer, 23 de Junio, determinadas compañias aéreas de "bajo coste" han incrementado su frecuencia de vuelos a Toscana.
Entre esto y la proximidad de las vacaciones, ya no hay excusa que valga ¿No os parece?

Sylvia




Popular Posts