Casas Rurales con Encanto

Os escribo desde Chianti Hamlet

Desde el sábado pasado estoy alojada en "Chianti Hamlet", un precioso complejo arquitectónico de inicios del siglo XI, dedicado ahora al turismo rural, que está compuesto por un caserón, que es más bien un castillo..., y unas estructuras anexas de la misma época. Todo ello, inmerso en una naturaleza divina con una gran extensión de viñedos, olivares y, además del magnífico jardín del caserón, hay unos bosquecitos de cipreses, pinos, abetos y otros árboles antiquísimos que invitan a sentarse leer el "Canzoniere" de Petrarca.

En el jardín hay un piscina grande y muy cuidada, tumbonas, sombrillas y unas mesitas preciosas para tomarse un aperitivo o echar una partidita de cartas (soy imbatible jugando a la "canasta" ¿y vosotros?) entre baño y baño. Lo malo es que ahora es invierno. Bueno, no pasa nada por prescindir por ahora de la piscina, ya que en cuanto empiece el buen tiempo pienso volver a "Chianti Hamlet".

"Chianti Hamlet" está situado cerca de Barberino Val d'Elsa, en el territorio de Chianti como su nombre indica ¡Qué lista soy! ¿verdad?. Me troncho de risa conmigo misma por semejante "perogrullada".
En su momento, lo rebautizé con el nombre del "Reino de Baco" con una copita del mejor "Chianti Classico" y, seguidamente, le impartí unas bendiciones tan profanas como de corazón ¿Lo recordais?.

El antiguo complejo arquitectónico, sin perder ni un ápice de su características originales, se ha rehabilitado completamente con una calidad y un gusto fuera de serie. Una parte se ha dividido en 6 grandes apartamentos, dotados de todo tipo de comodidades. Cada uno de ellos constituye una vivienda en sí misma. Lógicamente, en el caserón hay un montón de espacios comunes, como un comedor de inspiración renacentista, unos salones espléndidos en los que se mezclan elementos actuales con otros de época y en el los que el paso de uno a otro se realiza a través de arcos cuadrangulares o de medio punto. Es algo espectacular y verdaderamente elegante, ya que no hay atisbo de pretensión alguna. Hay que reconocer que en cuanto a buen gusto tanto toda Italia y, concretamente,Toscana podrían impartir clases magistrales por todo occidente.


En lo que me respecta, he tenido la suerte de que estuviera libre en estas fechas el apartamento llamado "Il Palaggetto", que se encuentra en la planta baja del caserón y al que se accede desde el jardín. Tiene unos 75 m2 (me lo han dicho mis agentes y a mí - que mido fatal cualquier cosa que no sea un compás - me ha parecido incluso mayor) divididos en un salón-comedor con chimenea francesa y cocina, un dormitorio de matrimonio con su cuarto de baño, amplísimo y precioso, y otro dormitorio de uso doble con su respectivo y estupendo cuarto de baño. No creo que sea necesario contaros cómo está decorado y amueblado el apartamento. El hecho de que se llame "El Palacete" ya es suficientemente indicativo. Estoy especialmente cautivada con la chimenea, que mantengo encendida cuando estoy "en casa", y con los silloncitos y muebles auxiliares del "Siglo de las Luces" por los que siento una particular debilidad.

En "Chianti Hamlet", además de alojarte puedes hacer un montón de cosas. Desde cursos de cocina y de cata de vinos, hasta pedirle al cocinero que te prepare una cena íntima y especial (lo que voy a hacer en cuanto lleguen mis invitados...) o disponer de masajista, peluquero, etc. y, por supuesto, alquilar una cancha de tenis cercana, una bicicleta de montaña para pasearte por los alrededores o montar a caballo si te apetece. Esto es una delicia.

Os dejo por un ratito pues tengo que escribir unas cartas y, a continuación, volveré con vosotros para contaros cosas sobre Barberino Val d'Elsa, el precioso y pintoresco pueblo que está aquí cerca.

Sylvia

Popular Posts