Casas Rurales con Encanto

Castiglion Fiorentino

castel fiorentino
¡Estoy de enhorabuena! Ayer, domingo, vinieron a pasar el día conmigo dos buenos amigos italianos que hacía un montón de tiempo que no veía, ya que ahora residen en el extranjero.

Romeo y Romano, ambos periodistas, están respectivamente destacados en París y en Moscú. A causa de unas jornadas de trabajo, se encuentran ahora mismo en Siena, por lo que tras localizarme en el móvil pasamos el día de ayer juntos en Castiglion Fiorentino.

Para Romeo, que es lombardo, y para mí, la ciudad, su historia y su cultura fueron un auténtico descubrimiento. No así para Romano que, siendo toscano, conocía muy bien el lugar y ejerció de "Cicerone".


Castiglion Fiorentino es una joya tanto por su emplazamiento en la bellísima Valdichiana, como desde el punto de vista arqueólogico, medieval y renacentístico. En cuanto a las tradiciones que conserva y a la actividad cultural que desarrolla, pese a ser una ciudad pequeña, ya os iré diciendo, basándome en todo lo que nos contó Romano.

Los importantes yacimientos arqueólogicos que se han encontrado, procedentes de las civilizaciones etruscas, griegas y latinas, no pueden contarse con los dedos de una mano. Según han ido excavando en el subsuelo de la ciudad y en sus inmediaciones, han ido apareciendo uno detrás de otro. Os voy a nombrar sólo un par de ellos: Un área sagrada del siglo V a.C. y una Necrópolis (entera) de entre los siglos III y IV a. C.


La ciudad, muy bien conservada, está dominada por el Cassero, un impresionante castillo del siglo XI, protegido por un círculo de murallas.

En su interior, se entremezclan las callecitas y monumentos medievales y renacentistas con otros construídos en el siglo XVIII, durante el gobierno de los Duques de Lorena que se esmeraron en desarrollar y embellecer la ciudad, que después de tantos combates y batallas soportadas hasta la segunda mitad del XVI, cuando se la quedan los Medici, andaba todavía algo maltrecha, no obstante éstos últimos la hubieran enriquecido con soberbias obras de arte.


Estuvimos visitando la Pinacoteca, situada en la primera planta del Cassero, que alberga, fundamentalmente, una magnífica colección de pinturas toscanas de entre los siglos XIII y XVI.


En planta baja del Cassero, se encuentra la Iglesia de Sant'Angelo, del siglo XIII, románica y también cuajadita de obras de arte, entre las que sobresale una obra de Vasari del siglo XVI.
Sin embargo, La Cripta de esa iglesia es una especie de pequeño museo arqueológico en el que se exhiben valiosos elementos y objetos procedentes de la antiquísima Necrópolis, que os comentaba antes, hallada en su subsuelo. Al lado de la Iglesia está "La Estancia de Santa Úrsula", donde hay piezas sacras de oro macizo, además del "Relicario de Santa Úrsula" del siglo XIII, que es una maravilla.


Después, nos fuimos al Museo Arqueológico que aloja muchos y valiosos hallazgos procedentes de las excavaciones locales.
Desde allí, nos fuímos a Piazza del Municipio, rodeada de edificios y palacios emblemáticos, y proseguimos callejeando hasta que, al mirar el reloj, entramos a comer en el céntrico restaurante "Da Muzzicone", elegantote y con muy buen servicio, donde, para empezar, tomamos unos exquisitos "boletus" empanados y un plato del muy buen jamón del país, en lonchitas finísimas, acompañado por "grissini" (colines) hechos con aceite de oliva. De segundo pedimos codornices asadas al vino de Chianti, que estaban de locura.


Nos estuvimos riendo un montón pues, cuando creíamos que no nos miraba nadie, aprovechábamos para mojar pan en la salsa. En una de estas, nos soprendió el maitre, quien con cara de "poker" nos preguntó si queríamos otra botella de vino, ya que la primera estaba en las últimas... Sin levantar la cabeza del plato, Romeo (que es el más lanzado) le dijo que sí y, al instante, nos trajo otra excelente botella de tinto de "La Strada dei Vini di Arezzo" .


Durante la sobremesa, con un buen café y copitas de grappa, Romano nos estuvo hablando de las seculares tradiciones y eventos extraordinarios que se celebran en Castiglione Fiorentino, de los que hago una lista resumida:

Las impresionantes procesiones nocturnas de Semana Santa, iluminadas por portadores de antorchas, con pasos tan valiosos como antiguos a hombros de las distintas Hermandades.

- "El Palio dei Rioni" que se celebra el tercer domingo de Junio en el grandioso Piazzale Garibaldi y en la que los jinetes de las tres fracciones de la ciudad, los Terzieri, según la usanza medieval compiten por ganar la famosa carrera de caballos.
"L'Estate Castiglionense", una manifestación cultural con muy buenos conciertos y teatro al aire libre, que se lleva a cabo a lo largo del verano.


- En Navidad, en los rincones más pinturescos de la ciudad, los lugareños con trajes de época, representan el Presepe ("El Nacimiento") escenificando temas relacionados con la llegada de Jesús a este mundo cruel...


Hay muchas más, pero, lo siento mucho ¡No me caben en esta página!.


¿Os animáis a venir y a descubrirlo por vuestros propios ojos?


Sylvia

Entradas populares